Domando mi amor

Creo que vivimos en un continúo enfrentamiento entre el amor y el miedo. No somos capaces de amar, aunque es lo que deseamos en lo más profundo de nuestro ser: bajar las barreras, confiar y dejarnos arrastrar por la vida.

Pero el miedo, continuamente, doma nuestro amor: para que no se excedan, para que no tomen más confianza de la cuenta, para que no piensen mal de nosotros, para no equivocarnos, para que no abusen, para que no nos engañen, para que no nos tomen por idiotas…

Domando mi amor

Hoy, sale mi corazón
Él que estaba dormido
Sin despertador

Voy, a decirle que no
Que aún no es la hora
Que se espere a los dos

Y aunque el tiempo es tranquilo parece compuesto para otra canción,
Y aunque el mundo está vivo yo sigo empeñado en parar el reloj,
Y aunque todo es variable yo soy el culpable del miedo que doma mi amor.

Soy, un atril blanco y do,
beso acaecido,
marioneta sin voz

Doy, y me consumo yo
esfuerzo al vacío
resistente a un hervor

Y aunque el tiempo es tranquilo parece compuesto para otra canción,
Y aunque el mundo está vivo yo sigo empeñado en parar el reloj,
Y aunque todo es variable yo soy el culpable del miedo que doma mi amor.

6 de Febrero 2020