Poeta

No son las palabras lo que hacen un poema
ni la dulzura quien forma a su poeta,
no son mis manos las que guían mis versos
ni mi cabeza quien asegura sean ciertos.

Es mi corazón el que, alentado por ti,
me hace recoger, como flores en un jardín,
palabras tiernas y cosas pequeñas,
para demostrarte que no te quiero hoy
sino cada instante que me queda por vivir.

Fernan Hidabe - 3 de Febrero, 2002